Now Playing Tracks

Catarsis

Nadie nace malo, nadie está predestinado a ser mala persona. La gente tiene sentimientos, depende de la gente que los rodea el demostrarlos o no. Estoy lastimada, muy lastimada. Varias personas son responsables de esto, pero para ellos la única responsable soy yo. ¿Qué me llevó a ser como soy? ¿Quiénes me llevaron a ser así? Las personas no nacen lastimadas, al menos no sentimentalmente. Entonces, ¿en qué momento de mi vida me convertí en esto? Siento como de a poco voy perdiendo a la gente que más quiero, a veces para siempre y a veces no. La muerte puede llevarse a los seres queridos, pero uno mismo también puede alejarlos a tal punto de que los siente distantes teniéndolos cerca. Es el peor dolor tener que dejar ir a una persona. Uno quiere mover cielo y tierra por la otra persona pero cuando no pasa lo mismo del otro lado el vínculo se rompe, y no queda más que una persona indiferente y otra dolida. A mí me toca ser esa, a la que dejan de lado, la piba que habla de más y llora por las consecuencias. Intento no llorar, intento descargarme escribiendo para no amargar a mi vieja que es la única persona a la que recurro en casa, ya que no tengo a nadie más cerca. Ya no sé a quién considerar amigo, yo les fallé así que tampoco puedo recriminarles nada. Estoy decepcionada de mi misma, de mi poca voluntad por cambiar. A pesar de todo yo tengo la necesidad de volver a acercarme a las personas que se distanciaron de mí e intentar encajar, intentar robar una sonrisa o un gesto de cariño. Mendigo cariño, me hace falta afecto de otra persona que no sea de mi sangre, de otra persona que no sienta un vínculo obligado conmigo sino que se acerque porque quiere, porque le agrado, por tener algo en común. Estoy triste, me siento mal, tal vez un tanto vacía si miro hacia atrás. Todo pasó tan gradualmente que no me di cuenta hasta ahora de lo sola que estoy, que puede que haya alguna que otra mano extendida diciéndome “dale, levantate” pero, ¿a quién le creo ahora? Yo fallé, fui menos de lo que esperaban de mí, ahora me tengo que abstener a las consecuencias de ser como soy, de no querer cambiar, de no saber aceptarme. Alguna vez me dijeron que no tenía que cambiar por nadie, pero la misma persona que me dijo eso se cansó de mí por ser como soy. Entonces, ¿de qué sirve ser uno mismo? Con cada persona nueva que conoces te tenés que armar otra careta diferente, nadie me acepta como soy, pero si cambio ya no sería yo esa persona ¿Qué hay que hacer entonces? No encajo, tengo que aprender a vivir a un costado de los demás, aprender a callarme la boca y sonreír cuando todos sonríen, llorar cuando todos lloran. Seguir a la multitud, obedecer a las masas.

Abandonarme a mí misma, aún más.

We make Tumblr themes